El Hada de Cabellos Coronados (Una Historia cantada): Introspección.

El Hada de Cabellos Coronados (Una Historia cantada): Introspección.

El Hada de Cabellos Coronados (Una Historia cantada), es una obra conceptual compuesta por Ángel Román Ramírez (Un Bardo en Tartessos) que, siguiendo las pautas de la Ópera Rock y del Rock Progresivo, cuenta ―o, mejor dicho, «canta»― una historia cuyos episodios van transcurriendo en cada uno de los doce temas que conforman el disco. Los temas irán desarrollándose en tercera persona (con la intervención de un narrador) y en primera (momentos en los que intervienen los protagonistas, un chico y una chica).

Sinopsis

Una gran tristeza embarga a un muchacho a causa de una desagradable experiencia sentimental. Cuando cree que todo está perdido y se encuentra al borde del suicidio, aparece en su vida lo que él entiende como un «Hada»: una chica que le ayudará a salir del profundo agujero emocional en el que él se encuentra. Sin remedio, se enamora de ella, y aunque no todo saldrá como cabría esperar, conseguirá asumir la situación y recuperar el control de su vida.

Personajes

Narrador. Se aprecian sus intervenciones porque cuenta la historia en tercera persona. Aparece en los temas 1, 2, 3 (en el estribillo), 5, 9 y 11.

Protagonista masculino. Su intervención siempre viene acompañada de un guión, de la misma forma que ocurre con los diálogos literarios o teatrales. Habla siempre en primera persona e incluso llega a dialogar con el personaje femenino.

Protagonista femenina. Aparece en los temas 3 (coros), 5 (ejecutando la segunda voz a dúo), y 10 (entablando diálogo con el personaje masculino en la segunda parte del tema).

Simbología.

La obra se encuentra cargada de simbolismo: aparecen chacales, habitaciones abandonadas, sillones vacíos, rosales con espinas, mares traicioneros, tormentas, girasoles, barcos a la deriva, torreones, oráculos, dioses griegos, romanos y egipcios… Absolutamente todo tiene un significado.

1. Portada

Por ejemplo, la imagen de la portada del disco muestra (en blanco y negro) una vieja habitación de una antigua casa decimonónica, presidida por un sillón vacío, simbolizando el abandono, la desidia… casi la locura. A lo largo de la obra, el sillón va a estar ocupado durante mucho tiempo por el protagonista, desde donde se dedicará a observar el paso del tiempo a través del ventanal que tiene en frente. La ausencia de color, sin embargo, queda rota por la tímida presencia de un girasol, en la esquina inferior derecha. El girasol, en este caso, simboliza al Hada ―pues su principal significado se halla estrechamente ligado al amor más profundo e incondicional―, pero también la búsqueda personal, la creencia en perseguir los propios deseos, de igual forma que la flor sigue los movimientos del Sol. Otras interpretaciones apuntan a que su color amarillo indica inteligencia, ganas de vivir, la aspiración de encontrar la felicidad. En contraste con el fondo oscuro y lóbrego en que aparece la habitación, el girasol no pierde su color, destaca por sí mismo, indicando que siempre va a haber esperanza (en el tema titulado La reina de ajedrez se hace referencia a ello, donde el protagonista renace de sus cenizas).

Otro ejemplo que puede ilustrar muy bien la simbología de la obra son las montañas (mencionadas explícitamente en el tema titulado «Exilio»). De hecho, el hilo argumental de la obra es similar a una montaña: parte desde el más absoluto y profundo agujero y, a medida que se desarrolla la historia, va en ascenso hasta llegar al punto más alto. Después, por una serie de circunstancias, la pendiente irá de nuevo hacia abajo. No obstante, al final siempre quedará una esperanza, que es la que ayuda al protagonista a emerger de nuevo.

Interior del libreto del disco.

Dentro del digipack del CD hallaremos un libreto en el que aparecen escritas las letras de los temas que desarrollan la historia. Con aspecto de block de notas antiguo, el libreto alberga la mayor carga simbólica de la obra.

El texto contenido en este post, así como el que aparece en la imagen están protegidos por derechos de autor. © Ángel Román Ramírez (Creative Commons, Ley de Propiedad Intelectual y SGAE), 2016.

En el interior del libreto, encontraremos que nada más comenzar, el protagonista ya avanza, a capella, que la historia no acabará bien ―aunque tampoco termina del todo mal―. Con una simple frase comienza el «Prólogo», una frase que predice algo, pero sin explicar qué.

3

Aunque en algunos pasajes los protagonistas hablan en presente, lo hacen dentro de la historia, es decir, en el pasado. En el «Prólogo», en cambio, se muestra la única frase de toda la obra que evoca el presente, pronunciada por el protagonista masculino (al final hay otra, pero la expresa el narrador).

Ya desde el punto de vista musical, la segunda parte del «Prólogo» deja asentada una secuencia armónica que se hará recurrente e irá apareciendo como si de una obertura o de un leit motiv se tratase: va a ir desarrollándose y variando en diferentes momentos hasta el duodécimo tema, y en casi todos los casos surgirá a modo de estribillo dentro de la obra que, por otro lado, persigue de alguna forma las pautas de la música conceptual.

El Hada de Cabellos Coronados (Una Historia cantada) se estrena en junio de 2016, habiendo lanzado tres singles previos que pueden escucharse aquí:

Una nueva oportunidadtercer tema de la obra. El protagonista cuenta cómo su Hada, su salvadora, llega hasta él después de mucho caminar, y le enseña a salir del profundo agujero emocional en el que se encontraba. La intervención del protagonista aparece escrita en primera persona, mientras que la del narrador se muestra en tercera. La presencia del Hada se deja oír en los coros.

Dejas tu huella en sus pasos, sexto tema de la obra, donde el chico declara su amor incondicional hacia su Hada.

Y también un pequeño extracto del décimo tema, titulado Tú eras su Sino, en el cual los protagonistas mantienen un diálogo. Se trata del momento en que el ‘Hada’ le explica al protagonista masculino que el objetivo por el cual llegó hasta él ―es decir, curarle―, ya ha llegado a su fin y debe marcharse.

Los doce títulos (más el Prólogo) son los siguientes:

5. Contraportada

La música y el texto contenidos en este post, así como las imágenes, están protegidos por derechos de autor.© Ángel Román Ramírez (Creative Commons, D.L. BI-765/2016 y SGAE), 2016.